¿Los nómadas digitales pagan impuestos? ¿Cómo tributar en extranjero?

Descubre todo sobre los impuestos de nómadas digitales, si te toca tributar como emprendedor digital y cómo ahorrar en la declaración.
Picture of por Renato França
por Renato França

Nómada digital

Nomada digital impuestos

Los nómadas digitales, como yo, tenemos la fama equivocada de que no pagamos impuestos. Es posible que los nómadas paguen menos, pero eso no quiere decir que no estén obligados a tributar.

Un nómada digital se caracteriza por no pasar largo tiempo en un mismo lugar, ya que, gracias a trabajar por internet, tiene libertad de movimiento. Y además por los ingresos obtenidos, bien sea por trabajo remoto o negocios online, que se hacen en el extranjero

Por estas razones, se cree que todos los nómadas no tributan en ningún sitio. Es posible que algunos nómadas estén exentos de impuestos. Pero esto no aplica para todos los casos.

En este artículo te voy a aclarar todo el tema para terminar con las dudas sobre impuestos y te daré algunos consejos para ahorrar y facilitar tu trabajo, como:

  • Abrir una empresa en Estonia para aprovecharte de su fantástico sistema tributario.
  • Utilizar una gestoría como Xolo para distintos procesos.
  • Crearte una cuenta Wise Business, para recibir dinero de diferentes países y en distintas monedas sin pagar impuestos.

¿Cómo son las leyes de impuestos para los nómadas?

La figura de nómada digital, en términos jurídicos, es poco clara en muchos aspectos. Solamente algunos países están empezando a reconocer este tipo de persona dentro de sus normas migratorias.

Al igual que cualquier ciudadano del mundo, el nómada digital o trabajador remoto, debe tener una residencia fiscal. Este permiso es el que determina la forma en la que se tributa.

A menos que hayas hecho un cambio oficial de país, la residencia fiscal, por lo general, suele mantenerse en el lugar de origen. Sin embargo, existen varios factores que afectan tu condición fiscal, y, por ende, donde debes declarar impuestos o no.

Criterios que determinan tu fiscalidad:

  • Tiempo de permanencia en un país
  • Ciudadanía o residencia de permanencia
  • País donde mantengan la base de las actividades o los intereses económicos
  • País donde viven cónyuges o hijos

Ya ves, el tiempo de permanencia en un sitio puede determinar si tienes obligaciones en este país. Si pasas menos de la mitad del año en un país, no se te considerará residente fiscal. Sin embargo, esta ley se puede aplicar o no, dependiendo de otras condiciones.

Por ejemplo, en el caso de Estados Unidos, toda persona está obligada a presentar declaraciones fiscales, solo por el hecho de ser ciudadanos, y cuenta con un régimen fiscal sujeto a los ingresos y permanencia.

En casos de trabajadores independientes, con cónyuges o hijos registrados en un país, deberán declarar sus impuestos en ese sitio. Así se encuentren fuera de casa la mayor parte del tiempo. Esto se cumple en España, en otros países puede cambiar.

Para que un nómada digital no pague impuestos debe cumplir con varios aspectos, y así poder aplicar la regla de los 183 días.

¿Cómo aplicar la Ley de 183 días para nómadas digitales?

El tiempo de permanencia en un lugar es lo que define a un nómada digital, por eso se suele pensar que, por no contar con un sitio fijo de residencia, no tiene dónde tributar.

Existe la Ley de los 183 días, aplicada en España y en varios países más. Esta regla toma en cuenta que, si una persona no pasa más de la mitad del año en un país, no se considera residente fiscal. Por lo tanto, la persona no está obligada a declarar.

Esta regla no aplica en todos los países ni para todos los casos. Ser considerado residente fiscal, en algunos sitios, puede tomar menos tiempo o estar sujeto a otras condiciones.

Si eres un viajero a tope, es posible que ley de 183 días pueda aplicar para ti, siempre y cuando:

  • No pasas más de 6 meses en un país fijo.
  • No tienes compromiso fiscal en otro país.
  • Si el país no representa ser un centro financiero.

Los nómadas digitales suelen extender permisos o solicitar visado para nómadas, según el país que lo permite, para contar con mayor tiempo de estadía. Pero esto puede estar unido o no a un régimen tributario.

Tu residencia fiscal está vinculada a los ingresos facturados que recibes como trabajador remoto o autónomo. Independiente del país donde vivas o estés laborando o si te encuentras viajando. Puedes estar obligado o no a tributar.

En general, los países consideran un residente fiscal a una persona según la cantidad de ingresos o rentas obtenidas en este territorio.

Entonces, más que por razones de estadía, los impuestos de los nómadas digitales dependen más del lugar donde mantienen sus finanzas.

¿Cómo son los impuestos de autónomo o trabajador remoto?

Los nómadas digitales necesitan generar ingresos de modo recurrente, y por lo general lo hacen de manera internacional. Eso es clave para el estilo de vida nómada.

Los nómadas, en su mayoría, necesitan generar facturas, y por eso se registran en régimen fiscal, estén donde estén. A menos que los ingresos sean como persona natural y no superen el límite permitido, no se necesita un registro. Estos casos son pocos, por no decir nulo.

Bien, si eres un nómada digital que suele generar ingresos de manera frecuente, seguro estás sujeto a las leyes locales de donde registres tus facturas, ya que es ahí donde se encuentra tu residencia fiscal.

Los impuestos que hay que declarar o incluir en la factura, dependen de la relación fiscal existente entre los países involucrados en el acuerdo. Si pertenece a uno de los países del acuerdo de doble imposición, no incluye ningún impuesto. Para ello es necesario que la empresa o trabajador, esté autorizado para emitir facturas de manera internacional.

En Europa, las empresas y autónomos, deben tener un registro intracomunitario para prestar sus servicios dentro de la región y poder aplicar los tratados de libre imposición.

Aunque los ingresos provengan del exterior, debes estar atento si los países donde estás facturando. Ya que, en algunos casos, es posible que estés obligado a tributar doble.

Un español que sea autónomo, si su ingreso proviene de un trabajo o servicio realizado fuera del territorio, pero se realiza con dirección española, no se le aplicarán los impuestos sobre las ventas, aunque sí debe declararlos.

Hay que recordar que siempre hay dos regímenes fiscales, el de persona física y el de persona jurídica. En el caso mencionado, no pagarías IVA en la transacción comercial, sino que pagarías impuestos como persona física para recibir el dinero.

Seguro de Viaje para Nómada Digital

¿Cómo tributan los nómadas digitales en España?

Cada nómada digital tiene su manera de generar ingresos y, en mi opinión, es muy difícil que no esté obligado a declarar la renta.

Si consideramos que una gran parte de los nómadas viven de sus negocios online, es necesario que los trabajadores remotos se mantengan al día con los impuestos según el régimen tributario de su residencia fiscal.

Cómo tributan los nómadas digitales si su base de actividad es España

La tributación de los trabajadores autónomos de España es obligatoria, cuando la mayor parte de los ingresos se hace local, sin importar donde estés. Es decir, cuando la base de la actividad se encuentra en España, será necesario hacer frente a tres impuestos. ¡Te lo cuento a continuación!

1. Cuota de la Seguridad Social

Se trata de una cuota que deben abonar los autónomos a la Seguridad Social cada mes. La cantidad depende de una serie de factores. Por un lado, la cotización elegida; y, por otro lado, el tiempo como autónomo.

En este último aspecto, cuando te das de alta por primera vez, cuenta con un beneficio fiscal: la tarifa plana. Esta te permite pagar el 80% de la cuota durante el primer año, el 50% durante los 6 meses siguientes y el 30% durante otros 6 meses. ¡Siempre y cuando se cumplan un conjunto de requisitos!

2. Impuesto sobre el Valor Añadido

El famoso IVA es otro impuesto a afrontar de manera trimestral por parte de los nómadas digitales que tienen su actividad en España, independientemente de donde se encuentre. En este aspecto, se debe ingresar a Hacienda la diferencia entre el IVA repercutido y el IVA soportado.

En definitiva, es la diferencia entre el IVA recibido por parte de los clientes y el IVA pagado como autónomo. Por ello, realmente el nómada digital es una especie de intermediario entre Hacienda y los clientes.

3. Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Por último, los nómadas digitales tendrán que hacer frente a un impuesto que grava los beneficios obtenidos a lo largo del año por su parte.

Cómo tributan los nómadas digitales si su base de actividad no está en España

Por razones de impuestos muchos emprendedores digitales deciden cambiar su residencia fiscal para tributar menos. Bien sea que te quieras mudar de país u operar desde otro lugar como emprendedor digital, debes saber escoger donde tener tu residencia fiscal.

A medida que vamos viviendo en otros países y trabajando en el extranjero de manera remota, empezamos a evaluar las leyes locales que ofrezcan mejores beneficios y condiciones según nuestro estilo de vida.

Entonces, reflexionarás, ¿dónde puedo facturar para pagar menos impuesto? La respuesta a esta pregunta es bastante personal, porque depende de las condiciones antes dichas.

Si te encuentras trabajando para el extranjero, y quieres evaluar la mejor opción para hacer un cambio de residencia fiscal, te recomiendo consultar un asesor fiscal experto en freelancers y expatriados internacionales.

¿Qué pasa si se considera a un autónomo como residente en varios países a la vez?

Puede darse la situación que dos países distintos reclamen la residencia de un mismo autónomo y esto da lugar a la aplicación de dos impuestos similares al mismo. Esto se conoce como doble imposición jurídica y, por suerte, está corregida en buena parte de los casos por el convenio de doble imposición.

Estos convenios sirven para determinar dónde deberá abonar una persona el IRPF y, por tanto, cuál es su país de residencia. En este sentido, si un país reclama la residencia de este autónomo se puede presentar este convenio.

Pero, ¡cuidado! No todos los países cuentan con este documento, por lo que la persona puede estar obligada a pagar dos impuestos prácticamente iguales en dos países diferentes. Se debe echar un ojo a este tema.

¿Existen nómadas digitales que NO pagan impuestos?

Las personas nómadas con suerte no pagan impuestos si:

  • Se encuentran viajando a tope, sin durar más de 6 en un país
  • Si, por su ciudadanía, la declaración o certificación de residencia no es obligatoria
  • Si sus ingresos no superan el umbral legal de su residencia fiscal.

Si cumples con estas condiciones, eres un nómada con suerte, y puedes sentirte libre en temas fiscales.

Como mencioné antes, son escasos los casos de nómadas digitales que no paguen ningún tipo de impuestos, y que todo lo estén haciendo de la forma correcta.

Lo que sí existen son alternativas en el extranjero que ofrezcan mejores convenios para nómadas digitales e instalarse de lleno en países con mejores condiciones.

Por ejemplo, Estonia ofrece una alternativa fiscal para empresas nómadas. Con la E-Residencia en Estonia pueden operar de manera remota, con impuestos más atractivos. Lo mejor es que no necesitas residir físicamente en el país. Yo mismo nunca he visitado Estonia y tengo una residencia electrónica y un negocio en Estonia.

Xolo, un aliado de los nómadas digitales para la gestión de impuestos

Xolo es una plataforma de gestión especializada en autónomos de todo el mundo, para ayudarlos y asesorarlos con sus temas fiscales.

Xolo Leap, para abrir empresa en Estonia

Xolo Leap ha sido creada para ofrecer a los empresarios y emprendedores una forma sencilla de abrir una propia sociedad unipersonal en la Unión Europea. Una de las mejores opciones es crear una empresa en Estonia, ya que cuenta con una gran infraestructura digital y facilita la gestión y el control de tu empresa de manera online. ¡Al 100%!

Sin embargo, para abrir una empresa en Estonia es necesario contar con una dirección en el país y, para ello, es necesario un soporte que sepa sobre todo lo relacionado con la normativa local, los impuestos y la contabilidad del país. ¡Aquí entra Xolo Leap!

En concreto, elimina cualquier proceso manual para dar paso a la automatización. De esta manera, su plataforma intuitiva permite crear, enviar y hacer un seguimiento de las facturas una vez creada la empresa, así como gestionar las tareas administrativas. En definitiva, ¡tener una visión total del negocio en tiempo real!

Xolo Go, para facturar sin ser autónomo

Xolo Go es la solución perfecta para facturar de forma legal a clientes de Estados Unidos, la Unión Europea y Canadá sin ser autónomo.

En este sentido, es ideal para freelancers que quieran una forma sencilla de facturar a sus clientes, emprendedores que están probando una nueva idea, profesionales liberales que ofrecen sus servicios de forma individual y nómadas digitales que buscan una forma rápida de facturar a distancia.

Entre los servicios que ofrece se encuentran:

  • Generación de facturas en varias monedas y conforme al impuesto del IVA.
  • Envío de facturas desde la plataforma de Xolo.
  • Firma de proyectos y contratos con los clientes.
  • Recepción de pagos por transferencia bancaria SEPA, Mastercard, Visa o American Express.
  • Administración y reembolso de gastos comerciales.
  • Descarga de informes financieros.

Xolo España, asesoría para autónomos en España

Existen en la red multitud de opiniones sobre Xolo España, pero, ¿en qué consiste exactamente? Se trata de un servicio de asesoría todo en uno diseño para freelancers dados de alta en España, sean españoles o extranjeros. De hecho, cuenta con un equipo de gestores expertos en el ámbito de los autónomos con el fin de aportar una plataforma completa.

En ella, se tiene un control total de la contabilidad de un simple vistazo y permite gestionar la facturación, los gastos relacionados con la actividad y la contabilidad. Además, ofrece predicciones y estimaciones de los impuestos en cada trimestre.

Sin duda, es una buena manera de ahorrar tiempo a la hora de elaborar las facturas, tener el control sobre los impuestos y decir adiós a la incertidumbre.

¿Cómo ahorrar en mis impuestos como nómada digital?

Si ya estás claro en que como nómada digital o trabajador autónomo estás obligado a tributar, te voy a dar mis mejores consejos para ahorrar en el pago de impuestos.

Contrata un asesor fiscal

Todos necesitamos ayuda, sobre todo en temas legales. Mi consejo es invertir en un asesor que evalúe tu caso específico para tu ciudadanía, el lugar donde has decidido vivir, tus ingresos, etc.

Te recomiendo Xolo, una gestoría online que ofrece servicios para autónomos y empresas. Es una plataforma para enviar y manejar tus facturas internacionales, y además cuentan con servicio para tramitar residencia fiscal en Estados Unidos, Estonia y más países.

Gracias a Xolo pude tramitar mi E-Residencia como nómada digital.

Ahorra los impuestos de los bancos

Los bancos tradicionales suelen agregar los impuestos como residente fiscal.

Cerciórate de que tu tipo de cuenta no incluya este tipo de impuestos.

Si no tienes residencia fiscal en España, puedes presentar una certificación de residencia fiscal en el extranjero, para librarte de esos impuestos.

Lo mejor en estos casos es tener una cuenta borderless en bancos digitales como Wise.

Considera una residencia fiscal para nómadas

Si estás pensando fijar tu residencia fiscal. Evalúa las condiciones que te ofrece cada país según tu caso. Es importante saber cuál es la mejor opción para pagar tus obligaciones fiscales.

Ahorra los impuestos de tus inversiones

Si eres de los nómadas que suele invertir en activos, todo esto representa parte de tus ahorros y los puedes declarar como gastos que tienen otro tipo de tributación. Revisa detenidamente los impuestos de actividades trading, y los que, según donde estés realizando esta inversión, aplican o no y así ahorrarlos.

¿Se pagan impuestos como nómada digital? ¿Es difícil tributar en el extranjero?

En conclusión, una cosa está clara: los nómadas digitales pagan impuestos. En este aspecto, es importante saber bien cuáles son los criterios que definen dónde declarar los impuestos durante tu aventura por el mundo. ¡Recuerda bien las tres circunstancias que definen el tributar o no en un país!

  • Estar más de 183 días en el país.
  • Contar con la base de la actividad o con los intereses económicos en el país.
  • Tener cónyuge e hijos menores de edad residiendo habitualmente en el país.

En cuanto a la dificultad de tributar en el extranjero, los procesos pueden dar dolor de cabeza si no dominas el ámbito. Por eso, lo mejor es contar con una gestoría o asesoría especializada como Xolo, que automatizará todos los procesos.

Picture of Renato França

Renato França

Soy un entusiasta del estilo de vida nómada digital. He estado viajando por más de 35 países y viví muchas experiencias que me hacen ver el mundo con otros ojos. Apasionado por el digital, creo en el futuro sostenible y colaborativo. Soñar es planear para el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected
Scroll al inicio