The Great Resignation ¿Qué es y como está cambiando al mundo?

Los cambios que trajo la pandemia, tanto las personas como al colectivo, dieron paso a una serie de transformaciones sociales. Una de ellas ha dado origen al fenómeno “The Great Resignation”; un movimiento que trae nuevos planteamientos laborales.
the great resignation que es

Los efectos del confinamiento masivo, como despidos, el teletrabajo y pasar mayor tiempo en casa,, causó un impacto en el mercado laboral. En agosto de 2021, más del 3% de empleados estadounidenses renunciaron a su trabajo voluntariamente. Las personas se están replanteando nuevas formas de ganarse la vida.

¿Que és the great resignation?

El término The great resignation, conocido en español como “La gran dimisión” o “La gran renuncia”, nace en mayo de 2021 por el catedrático Anthony Klotz, cuando ocurre una gran ola de bajas laborales voluntarias, principalmente en Estados Unidos.

Según un reportaje de la BBC, al terminarse las medidas estrictas del COVID-19, más de 4 millones de estadounidenses y más de 1 millón de británicos enuncriaron a sus trabajos al volver a sus rutinas laborales. Estas cifras rompieron récord históricos.

Algunos expertos del tema, consideran que el movimiento “The great resignation” es una respuesta a las débiles condiciones laborales y que se trata de una especie de huelga no oficial. Sin embargo, esto puede ir mucho más allá.

Aunque no existe una única causa aparente a esta gran caída de fuerza laboral, se piensa que el confinamiento remodeló el pensamiento sobre el tiempo y el espacio. Las personas empezaron a buscar un sentido más profundo sobre cómo viven y cómo gastan su tiempo.

Es cierto también que, a causa de los despidos masivos, recortes salariales y suspensiones de derechos, se generó una incertidumbre laboral que muchos vivieron durante el tiempo de inmovilidad. Esto forzó a que las personas empezaran a buscar otras maneras de asegurar su vida económica.

El burnout laboral no es algo nuevo o pospandémico, pero sin duda aumentó drásticamente durante el encierro global. Según Forbes, 67% de las personas afirman que el agotamiento laboral empeoró durante la pandemia y que esto logró empujar, en gran parte, el surgimiento de “La gran dimisión».

Este fenómeno no incluye únicamente a las personas que han dejado sus trabajos, sino también a aquellas que tienen intenciones o sueñan con dejar sus trabajos. “The great resignation” no solo es un hecho, sino también una nueva visión de cómo las personas quieren vivir.

¿Cuáles son las causas de The great resignation?

Sería bastante reduccionista pensar que la razón por la que las personas dejan sus trabajos es simple: desean mejorar sus condiciones laborales y financieras.“The great resignation” ha marcado un punto de inflexión y un cambio radical.

Como dice Klotz, profesor en Mays Business School en la Universidad Texas A&M, “las causas de The great resignation son multifacéticas y se manifiestan de diferentes maneras”. La Gran Renuncia es principalmente un período dominado por la era libre y tecnológica.

Antes de la pandemia, ya habían surgido movimientos o nuevos estilos de trabajo (y vida), como el nomadismo digital, que consideraban otros beneficios más allá de salarios y utilidades a largo plazo. Sin embargo, el COVID-19 se encargó de demostrar al mundo entero que era posible enfrentar un cambio que, para muchos, era inimaginable.

El teletrabajo o trabajo remoto forzado, la digitalización necesaria de las empresas, los nuevos modelos de negocios y emprendimientos generados en plena pandemia, abrieron los ojos para nuevas oportunidades de poder vivir como quieren. En muchos casos materializar una renuncia que habían soñado.

El profesor de políticas públicas y derecho en la Universidad de Boston, en una entrevista para BBC, dice:

“Creo que hay miles de personas que simplemente están hartas. Están sobrecargados de trabajo, se sienten subestimados”.

Las personas en el 2021 encontraron una oportunidad de tomar una decisión anhelada.

Razones por las que se unen a The great resignation

  • Prefieren dedicarse a un trabajo que les apasione;
  • Consideran que sus trabajos actuales no ofrecen garantías o seguridad;
  • Tienen miedo a contagiarse y prefieren continuar con el teletrabajo (sobre todo en personas mayores);
  • Desean pasar más tiempo con su familia y en el hogar;
  • Falta de estímulos e incentivos en los puestos laborales.

¿Quiénes están dejando su trabajo y sumándose a The great resignation?

Contrario a lo que muchos piensan, en realidad The great resignation no está liderada por una población predominantemente joven ni por personas que cuentan con otras alternativas de trabajo. Hay de todo.

Todavía no se cuentan con datos sólidos para acertar sobre la interrogativa inicial. “La realidad es que no sabemos [quién representa la mayor parte de las renuncias]”, dice Klotz. Sin embargo, la economía pandémica disparó una serie de emprendimientos, en su mayoría online, que dieron cabida al empoderamiento individual, incluso en personas mayores.

Un estudio realizado por Harvard Business, considera que los empleados entre 30 y 45 años han tenido el mayor aumento en las tasas de renuncia, con un aumento aproximada del 20 % entre 2020 y 2021.

Si bien la rotación suele ser más alta entre los trabajadores más jóvenes, el estudio encontró que durante el último año, las renuncias en realidad disminuyeron en las personas de edades entre 20 y 25 años. Esto puede deberse a una mayor preocupación financiera y las ganas de poder experimentar relaciones laborales impedidas por el aislamiento físico.

Curiosamente, las tasas de renuncia también cayeron para aquellos en el grupo de edad de 60 a 70 años. Esto es de esperarse, considerando que las personas mayores son las más vulnerables al contagio del virus.

Te puede interesar: Nomadismo digital: 8 razones para comenzar una nueva vida.

Cómo impacta el fenómeno The great resignation a Europa y al mundo

A pesar de que este fenómeno se inició en Estados Unidos, expertos consideran que esto podría ser el inicio de una revolución laboral a nivel mundial.

Sin embargo, no podemos dejar a un lado las diferencias económicas y sociales que distancian al continente viejo con “América”. “The great resignation” pudiera entrar en Europa de manera diferente.

Las bajas laborales voluntarias, hasta los momentos, se dan en países con economías fuertes, y cuando los ciudadanos carecen de garantías por parte del estado. En Europa, y particularmente en España, sabemos que la situación es diferente.

No obstante, “The great resignation” no se supone que es una respuesta social a causa del COVID-19, sino más bien la pandemia fue un catalizador para algo que ya se estaba gestando. En Europa, más que una “gran renuncia” se atisba una reconsideración de la forma en la que están trabajando.

La pandemia, como señalé anteriormente, demostró a muchos que:

  • era posible trabajar desde casa;
  • operar de manera remota;
  • reducir los viajes innecesarios a las oficinas;
  • pasar más tiempo con la familia;
  • combinar tareas laborales.

Una vez vivido esto, será muy difícil que las personas quieran renunciar a estas condiciones, más aún cuando el rendimiento laboral no se ve afectado.

Se estima que para reducir el impacto del fenómeno de “La gran dimisión”, las empresas se verán obligadas a atender más las demandas de los trabajadores. Por ejemplo, proporcionarles más beneficio en cuanto a las flexibilidades horarias, más posibilidad de trabajo remoto, mayor autonomía en el manejo de tareas y tiempos, etc.

“The great resignation” impacta a las empresas, teniendo que ajustar sus ofertas salariales y ampliar los beneficios. Pero también deja una huella en los empleados, al considerar puestos de trabajos que realmente les resulte placenteros. Esto podría suponer una escasez de talento.

Tendencias laborales después de The great resignation

Todo cambio trae nuevas formas para experimentar. Aquí siete tendencias que, según el reporte 2021 Work Trend Index de Microsoft, darán forma al futuro laboral a partir de la “La gran renuncia”:

  • Trabajos con flexibilidad horaria;
  • Reducción del contacto estricto entre jefes y empleados;
  • La productividad no está relacionada con la cantidad de tiempo y fuerza invertida;
  • La generación Z puede estar en riesgo y necesita ser motivada;
  • La innovación puede estar en peligro si las redes de trabajo son reducidas;
  • La autenticidad estimulará la productividad y bienestar;
  • El talento está en todas partes en el mundo del trabajo híbrido.

No se sabe qué resultará de este fenómeno, y si las condiciones mejorarán para todos por igual. Pero de lo que sí podemos estar seguros es de que las personas están cada vez más conscientes de lo que realmente vale la pena para ellas y de las opciones que tiene el mundo actual para lograr conseguirlo.

Michaël Louis
Michaël Louis
Soy un nómada digital apasionado por las nuevas tecnologías y los viajes. Hemos creado Planet Nomad para ayudarte en tu camino hacia la libertad geográfica: el nomadismo digital y el emprendimiento online. Si te ha gustado este artículo, compártelo o deja tu comentario, te responderé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected
Ir arriba